• Virginia C.

Cómo conseguir clientes como corrector freelance


Muchos correctores trabajamos de manera freelance. Por fuera de la idea romántica de no tener jefe y armar nuestros propios horarios, los profesionales independientes vivimos en un fino equilibrio entre trabajar (cobrar) y no trabajar (no pagar las cuentas). Por eso, no podemos olvidarnos nunca de que estamos con los pies en dos tareas: corregir y buscar nuestro próximo trabajo.


Además de buscar en bolsas de empleo, ¿cómo podemos encontrar nuevas oportunidades? O, mejor dicho, ¿cómo podemos hacer que el trabajo venga a nosotros? Sabemos la respuesta; la vemos todos los días en todos lados. ¿Qué es? El marketing.


Ugh, sí, parece mala palabra. Ya sé lo que están pensando: “¿Marketing yo? Yo soy una persona de letras; soy corrector. No sé nada de marketing”. Yo les digo que sí, que todos sabemos algo de eso.


Hacemos marketing todo el tiempo. Cada vez que llenamos un formulario para conseguir un trabajo, mandamos el CV o entregamos una tarjeta personal, estamos haciendo marketing. Tratamos de convencer a alguien para que nos elija sobre otro posible empleado.


Si los correctores nos quedamos fuera de esta lógica, perdemos. ¿Qué perdemos? La posibilidad de conseguir nuevos clientes y nuevos proyectos, de agrandar nuestra red de contactos y, consecuentemente, de conseguir nuevas oportunidades.


¿El marketing es solo superficial? No. Es la herramienta que nos puede traer más clientes, más proyectos y, por ende, más experiencia como correctores. Porque de eso se trata, de hacer lo que amamos: corregir, corregir mucho, practicar mucho y llegar a ser los mejores correctores que este recorrido nos permita.


En el mercado ya hay muchos profesionales instalados con excelentes reputaciones. Nos tenemos que diferenciar de ellos. No alcanza con talento y práctica. Hay que encontrar la manera de llegar a oídos de los clientes.


Tenemos que encontrar técnicas de venta con las que nos sintamos cómodos y que podamos desarrollar. ¿Nos da vergüenza hablar de vender? Perdámosle el miedo. Los correctores no vivimos del aire, así que hablemos de vender nuestros servicios.


De a poco les voy a ir contando las técnicas de marketing que voy implementando y si veo resultados o no. Es un poco prueba y error. Las que a algunos nos cuestan más a otros les salen divinamente bien.


¿Qué aporta el marketing? Que multipliquemos las posibilidades invirtiendo menor tiempo y dinero, que no tengamos que buscar un cliente por vez. El boca en boca hoy pasa por Internet. ¿O ustedes no buscan críticas de hoteles, tours, obras de teatro y bares ahí?


El siguiente gráfico de Hubspot muestra cómo buscan servicios los usuarios:


¿De dónde sacan las recomendaciones las personas?


Es un dato muy fuerte que se usen tanto las redes sociales como fuente de recomendación, ¿no? Es para aprovechar. Los correctores no nos podemos quedar afuera de esta movida. Hagamos mucho, hagamos poco, pero hagamos algo.


¿Esto significa descuidar la parte académica y formativa de la corrección? No. Nunca se deja de estudiar la lengua ni sus normas. Esto es una cosa más, algo para sumar. ¿Implementamos técnicas de marketing de cualquier forma y con cualquier objetivo? No. ¿Queremos hacer marketing para conseguir más clientes? ¿O queremos conseguir clientes que paguen mejor? ¿Queremos que nuestra página sea conocida? ¿Qué queremos?


Empecemos por acá: ¿qué objetivos tienen? Pasen por los comentarios y dejen sus objetivos. Empecemos la charla entre correctores.

0 vistas

Virginia Cinquegrani

Buenos Aires, Argentina

v.cinquegrani@correcciones.com.ar

Copyright © 2019 Virginia Cinquegrani. Todos los derechos reservados.